Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Vuélvete a Dios; Él va a curar tus heridas

Vuélvete a Dios; Él va a curar tus heridas

Oseas 6:1 “En su tribulación, madrugarán a mí, diciendo: Vengan, volvámonos al SEÑOR: él atacó, y él puede curarnos; él hirió, y él puede vendarnos.”

➡ ¿QUÉ NECESITAS SABER? La nación de Israel de los tiempos de Oseas, manifiesta su intención de convertirse al SEÑOR su Dios. Expresan para sí mismos, “nos atacó”. El juicio a Israel tantas veces anunciado por Oseas parece estar a punto de llevarse a cabo, y ellos lo perciben. Por tal motivo, presas del terror que les espera, como pueblo, deciden volverse a Dios.

El arrepentimiento de este pueblo no era genuino, estuvo más bien motivado por el interés de recibir los beneficios de sanidad que sólo Dios puede dar a los suyos, por lo que podían obtener de Dios; no entendían, mucho menos apreciaban los beneficios eternos que surge al buscarlo, amarlo, obedecerlo y adorarlo.
Observamos que las razones que alientan a Israel como nación a convertirse al SEÑOR son los duros golpes que ha recibido, en la confianza de que Dios les curará

No se trata de juzgar la conducta de los israelitas, sino de aprender de ellos, por lo que es importante preguntarse. ¿Espero obtener algún beneficio de mi profesión de fe? ¿Qué es lo que espera obtener de ella? ¿Me arrepiento “fácilmente”, sin considerar con seriedad y compromiso los cambios que necesito hacer en mi vida?

➡ ¿QUÉ TE DICE DIOS HOY? Vuelve tu corazón a Mi. Yo estoy aquí dispuesto, como Padre amoroso para curar tus heridas y vendarlas. Ven con un corazón genuinamente arrepentido y humillado.

➡ ¿QUÉ ACTITUD DEBES TENER? Oseas oró con el corazón correcto en respuesta al castigo de la mano de Dios. En lugar de argumentar con Dios, o resentir Su corrección, Oseas dirigió a Israel en una humilde oración; Una oración llena de confianza en el amor de Dios, contemplando la mano de amor del SEÑOR aún en la corrección.

Con frecuencia un hijo rebelde se queja de que sus padres no le aman. Por supuesto, los padres aman al hijo, pero en su rebelión y falta de sujeción, ellos no pueden recibir o responder a ese amor. Oseas ora con un corazón diferente.
Ora con un corazón diferente, reconoce que Dios al que ama disciplina, que él tiene la autoridad como Padre para corregirnos y enseñarnos el camino que debemos andar, sobre todo si de arrepentimiento se trata.

Escrito por Ps. Aaron Vázquez | Cristo La Roca Tívoli

RECURSOS
©️2020 The Enduring Word Comentario bíblico en español de David Guzik

Aaron Vázquez
Pastor / Maestro y Consejero familiar en Cristo La Roca Tívoli Colima, Mexico

Leave a Reply

Top