Estas aqui
Inicio > Recursos > Devocionales > Sé un ejemplo

Sé un ejemplo

Screen Shot 2017-11-08 at 12.48.07 PMNo permitas que nadie te subestime por ser joven. Sé un ejemplo para todos los creyentes en lo que dices, en la forma en que vives, en tu amor, tu fe y tu pureza. 1 Timoteo 4:12 (NTV)

Muchas veces cogemos este versículo y le ponemos énfasis en la primera parte y el hecho que no tengan en poco nuestra juventud. Pero hoy nos quiero retar a considerar la segunda parte de este versículo y a hacerla real en nuestras vidas.

Tristemente muchas veces se escuchan malos comentarios en la iglesia en relación a los jóvenes, muchas veces tienen razón porque no hemos vivido este versículo. Pero podemos comenzar a cambiar este concepto y ser ejemplo para los demás. Esto será de impacto tanto para los creyentes como para los no creyentes.

¿Cómo debemos ser ejemplo?

Debemos primeramente ser ejemplo en palabra, o sea nuestras palabras deben ser de edificación, puras y de ánimo. Igualmente debemos ser ejemplo en conducta: nos debemos comportar cómo Dios desea, para ello debemos estudiar Su Palabra para saber lo que El desea. Hemos de amar cómo Dios ama: incondicionalmente y aunque no lo “merezcan”. Nuestro espíritu debe estar en conexión con Dios y debemos crecer en nuestra fe y relación con Dios. Y finalmente hemos de vivir una vida pura, en todo sentido, no solamente en la sexual.

Los animo a ser un ejemplo donde Dios los ha colocado, y entonces no tendrán en poco nuestra juventud.

Escrito por Rebekka Otremba

Rebekka Otremba
Soy Rebekka Otremba. Soy colombo-alemana, y estudié una Licenciatura en Biblia y Teología, una Maestría en Psicología Clínica Cristiana, tengo un Diploma Avanzado en Respuesta en Crisis y Cuidado en Caso de Trauma, estudios en tratamiento de Desordenes Alimenticios, y varios cursos de Consejería/Psicología. Soy Master Coach en Salud Mental con especialización en Prevención de Suicidio. Mi pasión y deseo es ayudar a los jóvenes con sus luchas, problemas y dificultades, poder escucharlos, consolarlos, animarlos y aconsejarlos para lograr el potencial que Dios les ha dado. Estoy dispuesta y deseosa de escucharte y ayudarte. Si necesitas ayuda, contáctame al correo electrónico: conversemosenconfianza@gmail.com. No lo enfrentes sol@

Leave a Reply

Top